(Im)paciencia

publicado en: Blog | 4

Ya sea por experiencia propia o por las de aquellas/os compañeras/os que más cerca tengo, recientes y no tan recientes acontecimientos me han llevado a reflexionar sobre cómo nos afecta el paso del tiempo según los logros o fracasos laborales vividos. Según el diccionario, la impaciencia es la falta de paciencia, pero yo he llegado a otra conclusión: la paciencia es un don que la impaciencia desconoce. ¿Cómo dos palabras con la misma raíz pueden tener sentidos tan opuestos? Te lo explico a mi manera:

Una persona a la que admiro mucho suele decirme a menudo que, según lo observado, la media de tiempo que se tarda en llegar a una situación de empleo estable rondaría los 10 años. Por supuesto no es una cifra fija, pero creo que está bien calculado: acabas los estudios, realizas másteres, vas y vienes del extranjero para aumentar tu CV, te apuntas a cursos, audiciones, consigues algún trabajo a tiempo parcial, realizas actuaciones, giras, grabaciones, concursos, congresos, festivales, te presentas a bolsas de empleo, oposiciones, envías tu CV a tantos posibles trabajos que pierdes la cuenta, te presentas a pruebas, entrevistas, luchas, te expones, fallas, enfermas, no te rindes pero a veces te desanimas, nunca dejas de formarte y prepararte, te vuelves loca/o de felicidad cuando te llaman de otro curro más importante para ti, te das cuenta de que vas sumando puntos, experiencia, mejoran las condiciones, los contratos, las jornadas laborales, el sueldo, te ves encaminado hacia algo que cada vez se parece más a tu sueño…y ¡llegaste! Resumido en estas poquitas palabras quizás no se aprecie que ese camino laboral requiere de muchas virtudes y, a mi modo de ver, la más necesaria es la paciencia, esa de la que todos andamos un poquitos escasos en la era de “lo quiero todo ya”. Hoy en día los aviones van rápidos, el tren va rápido, los coches van rápidos, la wifi va rápida, las personas van rápidas…pero creo que es un error tomar como ejemplo las carreras de aquellas personas que han llegado a la cima como rayos porque son casos puntuales, no podemos dejar que la frustración se instale en nosotros porque llevamos varios intentos fallidos, porque igual cuando te rindes es cuando te encontrabas más cerca de tu objetivo. Tampoco sirve de nada compararse con los demás ni sentirse superior o inferior, eso sólo son distracciones, céntrate en ti, en tu camino, trabaja tu paciencia y ya veremos si dentro de 10 años le damos la razón a mi amigo 😉

Para cerrar este post quiero hacer referencia a una bonita reflexión japonesa muy adecuada en este momento:

El crecimiento del bambú japonés:

Durante los primeros meses no sucede nada apreciable. En realidad, no pasa nada con la semilla durante los primeros siete años. Sin embargo, durante el séptimo año, en un período de sólo seis semanas la planta de bambú crece ¡mas de 30 metros! ¿Tardó sólo seis semanas en crecer? No, la verdad es que se tomó siete años y seis semanas en desarrollarse.

En la vida queremos encontrar soluciones rápidas y triunfos apresurados, sin entender que el éxito es simplemente resultado del crecimiento interno y éste requiere tiempo.

¡Hasta la próxima musiquillos!

Ángela

Comparte si conoces a alguien que pueda estar interesado esta oferta

4 Responses

  1. Omar

    Gran reflexión. Me encuentro ahora mismo en un punto en el que sale a relucir algo de esta impaciencia, pero estoy aprendiendo a mirar más allá. Te doy las gracias de todo corazón por esta gran iniciativa. Gracias a las actualizaciones de tu página estoy encontrando cada día una nueva oportunidad, y estoy aprendiendo mucho. Sin duda me estás brindando una ayuda inestimable, y quería hacértelo saber. Espero que sea igual para otros de mis compañeros y compañeras músicos.

    Un sincero y cálido saludo

    • angela

      Es maravilloso conocer un trocito de vuestras historias y saber lo importante que es mi proyecto para vosotros, esa es la parte que le da sentido a todo esto. Gracias a ti por hacerme llegar este bonito comentario y seguiremos trabajando para hacer de empleoparamusicos.com un lugar cada día mejor con oportunidades para todos y cada uno de vosotros. Ánimo Omar.
      Te mando un un gran saludo y un abrazo.
      Ángela.

  2. Rosa

    Una reflexión cierta y conocida por muchos de nosotros pero, que solemos dejar a un lado y ansiar lo que queremos, más rápido si cabe.
    Gracias Ángela, eres un tesoro

Dejar una opinión